Background Image

Cataluña decide la compra pública alimentaria de proximidad

VSF, 30(4/14.

Hoy 30 de abril el Parlament de Catalunya ha dado  luz verde a una propuesta de resolución que orienta las compras públicas alimentarias de la Generalitat de Catalunya hacia un sistema más próximo y justo. La decisión de Parlament de Catalunya ha sido celebrada por las organizaciones que están detrás de la campaña Cortocircuito ya que abre la puerta a que el resto de las autonomías apuesten por este tipo de modelo.

La Generalitat de Catalunya y demás entes públicos  gastan entre 200 y 300 millones  de euros anuales en compras de alimentos y servicios de restauración. Si esta compra se realizara en mercados locales y en explotaciones pequeñas y medianas dentro del territorio se podrían llegar a generar hasta 100.000 puestos de trabajo, duplicando así el número de personas dedicadas al sector agrícola en Catalunya.

En los últimos 10 años se ha duplicado el grado de externalización de los servicios de restauración en centros públicos que ahora son ofrecidos a través de empresas de Catering. Los menús que estas empresas ofrecen están llenos de  “alimentos kilométricos” que se producen a miles de Km de nuestras mesas y son el ejemplo evidente de un modelo alimentario que genera pobreza, malnutrición y obesidad. Que expulsa a los campesinos que ya no pueden vivir de su trabajo (en los últimos 20 años han desaparecido 7 explotaciones agrícolas diarias en Catalunya)  y agota los recursos naturales y provoca entre el 40 y el 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.

Más de 50 organizaciones han sumado sus esfuerzos para que esto sea posible, asociaciones de madres y padres, sindicatos agrarios, ecologistas, consumidores y ONGs llevaban un año trabajando para que los gobiernos (central y autonómico)  apuesten por una compra publica alimentaria con criterios de proximidad y ambientales que supondrá un importante impulso para los mercados locales, la generación de empleo y el mantenimiento del sector agrario, además de asegurar una alimentación sana en las instituciones públicas como residencias de ancianos, hospitales, centros de menores etc.

Una propuesta similar ya fue debatida en el congreso de los diputados el pasado 13 de marzo donde recibió el apoyo de todos los grupos parlamentarios pero no pudo prosperar debido a la oposición del grupo popular.

Leer más

Ningún comentario

Post a Comment

Ir al contenido