Background Image

Aplicaciones de caolín para el control del golpe de sol en frutales

Cultivos Tropicales, marz-2014.

El golpe de sol causa importantes pérdidas económicas en un gran número de frutas y vegetales. Es una razón importante para el descarte de frutas de exportación, en áreas de producción del mundo con niveles altos de radiación y temperaturas elevadas. El daño se produce cuando un exceso de radiación solar genera temperaturas elevadas en la superficie de los frutos, lo que ocasiona modificaciones en los pigmentos celulares produciendo manchas en la piel de los mismos y, en casos extremos, muerte celular que origina zonas necróticas de diámetro variable.

Varios autores investigaron la incidencia de quemaduras de sol en diversas especies. Al estudiar la incidencia de quemado en manzano para diferentes combinaciones variedad-portainjerto y posición de los frutos en la copa, detectaron que el nivel de daño disminuye con el aumento del vigor vegetativo de las plantas y que la mayoría de los frutos dañados corresponden al cuadrante oeste de los árboles.

La posición de los frutos en el árbol de manzano es un factor de gran importancia, que afecta no sólo la proporción de fruta dañada por sol sino también el grado de daño. En mandarino Okitsu puede producir quemaduras por golpe de sol, en frutas muy expuestas durante el medio día en veranos calurosos.

Para minimizar el golpe de sol en diferentes frutales, se han propuesto técnicas de manejo como regímenes de poda, fertilización nitrogenada, mallas de sombreo, embolsado de frutos, uso de materiales reflectantes, protectores naturales como ceras vegetales o químicos como bentonita, tierra de diatomeas y caolinita.

Actualmente la práctica más difundida es la aplicación de protectores solares. Aplicaciones de caolín, minimizaron las quemaduras solares en frutos de granado en Alicante. Al estudiar el efecto de la refrigeración por evaporación, películas de caolín y media sombra sobre las quemaduras de sol en frutos de manzano se encontraron diferencias significativas a favor de los tratamientos con partículas de caolín y media sombra.

En Sudáfrica se logró reducir significativamente la cantidad de frutos dañados por el sol en dos cultivares de manzano (Malus domestica Bork.), sin alterar el color ni las concentraciones de antocianinas y fenoles en la piel.

Al probar el uso de carbonato de calcio y caolín, aplicados cuatro veces a intervalos de dos semanas y microaspersión de agua cuando la temperatura superaba los 31°C, se encontró que ambos métodos resultaron efectivos para prevenir el manchado de sol y mejorar la calidad de los frutos por disminución de la temperatura de la corteza incremento de la fotosíntesis.

Algunos cultivares de mandarino, entre los que se encuentran los del grupo Satsuma, presentan copas poco frondosas, hojas pequeñas y fructificación en la periferia de la copa, por lo que resultan altamente susceptibles al quemado de sol. En zonas de intensidad de insolación elevada es necesario definir prácticas que permitan controlar el efecto de quemado de sol, con la finalidad de mejorar la calidad de los frutos. El objetivo de este trabajo fue evaluar el efecto de la aplicación de partículas de caolín, en diferentes dosis y momentos, para el control del golpe de sol en mandarino Okitsu.

Leer estudio

1Comentario
  • Àngels Triadó Verneda

    Me interesaría saber si con los nogales también puedo usarlo
    Gracias

    28 de junio de 2020 a las 08:06 Responder

Post a Comment

Ir al contenido