Background Image

ABC, 12/7/14

El laboratorio ID Forest de Venta de Baños (Palencia) ha demostrado que el uso de hongos como abono natural en agricultura, horticultura y jardinería, es un método natural y ecológico, alternativo a los abonos químicos, con el que se obtienen los mismos resultados, sin contaminar y regenerando el suelo.

«Reproducimos los hongos que se dan de forma natural en los cereales, los frutales, la vid y otras plantas, los multiplicamos en el laboratorio y los inoculamos en las parcelas», explica Jaime Olaizola, responsable de ID Forest, un laboratorio privado que trabaja con hongos patógenos, saprófitos y micorrícicos en Venta de Baños (Palencia).

Estos últimos, aclara Olaizola, son muy importantes porque todos los hongos micorrízicos se asocian con plantas y el 98 por ciento de las plantas que hay en la tierra tienen hongos asociados en sus raíces.

Es decir, todas las plantas se asocian con hongos para absorber los nutrientes y el agua del suelo más fácilmente, o lo que es lo mismo, los hongos ayudan a las plantas a alimentarse con lo que ya está en el suelo, les ayudan a crecer y a resistir mejor a las enfermedades.

Bajo esta premisa el investigador palentino se propuso dar una vuelta a la agricultura haciendo que las plantas sean más eficientes y capaces de absorber los minerales, los nutrientes y el agua que están en el suelo, sin necesidad de usar abonos químicos.

Leer más

Ningún comentario

Post a Comment

Ir al contenido